Espai Coneix se adhiere al comunicado del CMIB

Nuestra cooperativa Espai Coneix se adhiere al comunicado realizado por el Consell Municipal d’Immigració de Barcelona (CMIB). Como cooperativa del tercer sector, de la  Economía Social y Solidaria compartimos las propuestas que lanza este órgano consultivo y de participación del Ayuntamiento de Barcelona.

Espai Coneix s'adhereix a les propostes plantejades pel Consell Municipal d'Inmigració de Barcelona en el seu comunicat

Espai Coneix os comparte el video donde se explican las propuestas  

Y aquí Espai Coneix os ofrece un resumen de las mismas:

-Autorizaciones de residencia y trabajo para las personas inmigradas para afrontar la crisis sanitaria, social y económica.

-Regularización  exprés: para las persones inmigradas que tienen solicitada y pendiente la autorización de residencia y trabajo, tal como se ha hecho ya en Portugal.

-Atención especial a personas migradas y refugiadas vulnerables en les medidas que se apliquen: una gran parte pueden ver muy reducidos o quedarse sin ingresos por la crisis.

-Estar alerta y combatir movimientos y brotes racistas, xenófobos y discriminatorios: ya presentes o emergiendo.

-Renta garantizada: apoyo a la creciente demanda de una renta garantizada general con aplicación urgente.

– Garantizar cobertura sanitaria adecuada para todas las personas, independientemente de su situación administrativa.

-Trámites de extranjería y refugio: atención y tramitación telefónica o telemática y reasignación de citas, respetando esto acabe el tiempo de espera de los solicitantes; prórroga y renovación automática de autorizaciones; flexibilización de los requisitos de cotizaciones y trabajo en las renovaciones, una vez se levante el estado de alarma.

– Respuesta al control policial. Estudiar y acordar procedimientos para facilitar la circulación necesaria de personas en situación irregular (instrucciones y formación a cuerpos de seguridad, viabilidad de algún documento…).

Investigación de presuntos abusos y violencia racista por parte de cuerpos de seguridad, y activación de mecanismos internos de evaluación.

– Trabajo en el hogar y cuidados: Reconocer sus derechos laborales, según las propuestas del CMIB 2017, con ratificación urgente del convenio 189 OIT para equipararlas al resto de personas trabajadoras del Régimen General de la SS, con subsidio de paro entre otros derechos; hacer visible el reconocimiento social e incluir de forma explícita en el decreto de alarma, como personal esencial, a las trabajadoras del hogar que estén atendiendo a personas mayores o en situación de vulnerabilidad en domicilios particulares; garantizar la atención, asesoramiento y material necesario para prevenir infecciones; ofrecer a las que estén preparadas puestos de trabajo en las residencias de ancianos, facilitando su regularización si es necesaria; proteger la seguridad, los derechos laborales y la salud en todos los casos, garantizando también que las trabajadoras del hogar que hacen tareas domésticas en diversos domicilios puedan cumplir el confinamiento.

– Garantizar material sanitario (mascarillas, guantes, test…) de prevención para todo el personal en riesgo cotidiano: personas trabajadoras de los geriátricos, repartidores, limpieza u otros esenciales durante el confinamiento.

– Personal sanitario inmigrante: promover y facilitar su homologación, regularización – si fuese necesaria-y contratación adecuada: personal de medicina, enfermería, auxiliares, limpieza, seguridad u otros necesarios.

– Vivienda. Alquiler y convivencia: el CMIB se une a la petición del Sindicato de inquilinos y otras instancias que reclaman una moratoria y pago fraccionado, así como la posibilidad de condonación de alquileres promoviendo acuerdos con las propietarias particulares, ayudas públicas, prevención de desahucios, así como mediación y asesoramiento durante el periodo de la crisis y en el momento posterior. Requiere una atención específica el realquiler de habitaciones, situación habitacional muy extendida entre la población migrada.

-Ayudas económicas, sociales y exenciones. Aumentar la dotación y mejorar los criterios de asignación de ayudas económicas, en coordinación con entidades, que contemplen, incluyendo personas en situación irregular: alimentación i necesidades básicas, cobertura de deudas; máxima prioridad a ayudas para la alimentación de menores, garantizar que las tarjetas monedero llegan a toda la población migrante vulnerable con menores a cargo; ayudas a autónomos; exención de pagos de determinadas tasas y servicios

-Atención a los derechos laborales de persones en situación irregular o precaria (autónomos y otros): facilitar el acceso a contratos laborales en oferta: en residencias, sanidad, o en el mundo agrario, y estudiar mecanismos que faciliten prestación o ingresos. Regularizar la situación de los “falsos autónomos” como los repartidores.

-Personas mayores migradas: detectar y prevenir casos de personas solas en aislamiento y sin cuidados.

-Trabajo en red con las entidades: priorizar el apoyo y la colaboración con la red de entidades y organizaciones sociales que ofrecemos servicios de atención y acogida a la inmigración, durante y después de la crisis.

-Facilitar comunicación con los países de origen, ante la preocupación generalizada por los familiares.

-Instar a otras poblaciones del área metropolitana y de Cataluña a ofrecer cobertura a persones no empadronadas i sin hogar, i evitar el riesgo de desplazamientos.

-Previsión de futuro. Garantizar la dotación de más personal para hacer frente al alud de solicitudes una vez finalizada la alarma.